Finanzas
Personales

Finanzas
Personales

El ahorro

Todas las personas tenemos proyectos y planes para nuestro futuro que queremos se materialicen tales como: viajar, comprar carro, estudiar, tener una casa propia y darle lo mejor a nuestra familia.

Sin embargo, a veces se nos dificulta lograr esas metas, porque nos hace falta tomar el control de nuestras finanzas y organizarnos.

Ahorrar es muy sencillo, solo basta seguir algunas recomendaciones para administrar eficientemente los ingresos.

Es un hábito que consiste en destinar y guardar una parte de los ingresos para darle uso en el futuro. No significa limitarse o sacrificar lo que se quiere en el momento, ni desmejorar el nivel de vida. Implica administrar adecuadamente los ingresos para poder adquirir algo que se quiere en el mediano o largo plazo.

¿Por qué es importante ahorrar?

Ahorrar es una forma de sacarle el mejor provecho a los recursos pensando y proyectándonos en el mañana para:

  • Gozar de seguridad y estabilidad financiera
  • Tener tranquilidad y una mejor calidad de vida
  • Es una forma de lograr un patrimonio y alcanzar metas
  • Afrontar eventos inesperados o emergencias fuera de nuestro control
  • Tener libertad y seguridad de saber que se cuenta con dinero propio

¿Cómo ahorrar?

Guardar dinero de nuestros ingresos para tenerlo disponible es un concepto sencillo, no obstante el reto está en mantener la disciplina y la constancia para lograr convertirlo en un hábito que nos permita alcanzar objetivos propuestos o atender gastos imprevistos de manera autosuficiente.

Para ahorrar es importante tomar decisiones responsables e informadas sobre el manejo de nuestro dinero. No se trata de ahorrar el dinero que nos sobra, sino de destinar una cantidad específica y establecer un Plan de Ahorros que nos ayude a administrar el dinero y por consiguiente a lograr nuestros propósitos financieros. En general, se recomienda ahorrar entre el 10 y el 15% de los ingresos para poder evidenciar resultados significativos.

Para hacer un Plan de Ahorros se deben seguir los siguientes pasos:

Recomendaciones para ahorrar

  • Todas las personas pueden ahorrar sin importar el tamaño de sus ingresos
  • Ahorrar es tan posible como se lo proponga
  • Ahorrar le da la libertad y tranquilidad de saber que cuenta con dinero propio
  • Ahorrar sirve para estar preparado en caso de imprevistos
  • Cuando logre su meta de ahorro, procure que su esfuerzo cumpla su propósito y no le dé a sus ahorros otra destinación.
  • Otra forma de ahorrar es ser moderado en los gastos y consumos.

Todos queremos mejorar nuestra calidad de vida, satisfaciendo nuestras necesidades y logrando nuestras metas personales, familiares y profesionales. Esto es posible si cultivamos el hábito de ahorrar. Así nos aseguramos un futuro tranquilo y hacemos realidad nuestros sueños.

Cuanto antes empecemos mejor, pues así tendremos al tiempo como nuestro aliado para hacer nuestro dinero crecer. El momento para empezar a ahorrar es ahora.

El ahorro formal y el ahorro informal

El ahorro formal consiste en ahorrar en las instituciones financieras como los bancos, corporaciones, cooperativas, fondos de empleados o pensiones, que pueden recibir sus ahorros de forma segura y ofrecerle productos financieros que le generen utilidades, dado que están autorizadas, supervisadas y vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

En el mercado financiero existen varias alternativas como los bancos, corporaciones, cooperativas, fondos de empleados o pensiones. Explore y pregunte por la que le ofrezca el producto que se ajuste a sus necesidades.

Entre las ventajas que tiene el ahorro formal se encuentran:

¿Cómo elegir en qué entidad financiera ahorrar?

En el mercado hay distintos productos de ahorro a la medida de las necesidades de los consumidores financieros, los cuales tienen diferentes características, requisitos y beneficios. Entre ellos principalmente se encuentran:

  • Cuentas de ahorro
  • Cuentas para compra de vivienda - AFC
  • Cuentas para recibir pagos de nómina o pagos de pensiones
  • CDT´s – Certificados de Depósito a Término

Para elegir entre las diversas opciones debe considerar aspectos como: requisitos, costos y tarifas, cobertura, vías de acceso, seguridad, variedad de servicios, tasas de interés, calidad del servicio; sobre los cuales puede pedir información y asesoría directamente en las entidades financieras.

Teniendo claridad sobre los beneficios que le ofrecen las distintas alternativas que hay en el mercado financiero, estará en la capacidad de comparar y elegir las que se ajusten a sus expectativas y metas de ahorro.

¿Qué es un presupuesto?

Es una herramienta que permite controlar y organizar el manejo que se hace del dinero, haciendo seguimiento a los ingresos y gastos.

Los ingresos representan todo el dinero que se recibe o gana como salario, pensión, subsidios, renta. Los gastos o egresos corresponden a lo que se consume o gasta como estudio, transporte, alimentación, cuota de créditos, recreación, entre otros.

Hacer un presupuesto es muy sencillo, debe registrar y sumar todos los ingresos del periodo (puede ser semanal, quincenal o mensual) y todos los gastos fijos (como pagos de servicios o arriendo) y los esporádicos (como mantenimientos o pago de impuestos). Este ejercicio debe ser lo más realista posible, por lo que se deben incluir todos los gastos que se tengan planeados para el periodo. Para ello es importante tener los recibos, facturas y extractos de los gastos fijos, para registrar sus valores exactos.

Luego se debe restar el total de los gastos del total de los ingresos para identificar si al final le está quedando lo justo, si está gastando más de lo que gana o si tiene dinero disponible.

A continuación se presenta un modelo para hacer un presupuesto:

Diferencia entre necesidades y deseos

Las necesidades son gastos indispensables para vivir y que no se pueden postergar como vivienda, alimentación, salud, pago de compromisos financieros. Los deseos no son gastos necesarios para nuestra subsistencia y los podemos aplazar para cuando tengamos excedentes de dinero. Algunos ejemplos son: artículos de moda y actividades de esparcimiento como ir a cine o viajar.

Hacer esta diferenciación nos ayuda tomar conciencia sobre el uso que hacemos del dinero, para gastarlo prudentemente y enfocarnos en metas más importantes como estudiar, comprar vivienda o invertir en un negocio. Recuerde que para lograr una estabilidad económica no se requiere ganar más dinero, sino saber cómo administrarlo.

Inversiones: Aspectos a tener en cuenta

Es importante tener claro que al invertir, el dinero se mantiene intacto y dependiendo del producto, no se puede acceder a él hasta tanto finalice el plazo de la inversión.

Algunos productos generan un monto fijo de ganancias, en otros casos las utilidades se reciben al finalizar el plazo de la inversión.

Todos los productos financieros de inversión tienen un riesgo que puede ser bajo, moderado o alto y que así como pueden generar altos rendimientos, también pueden representar pérdidas.