Crédito y
Financiación

Crédito y
Financiación

¿Qué es un préstamo?

Es dinero propiedad un tercero, que se solicita para ser usado temporalmente, el cual luego de un tiempo pactado debe ser devuelto a su propietario, generalmente pagando un interés o costo por su uso. Normalmente se firma un documento que formaliza la obligación adquirida.

Tipos de Préstamos

De acuerdo con su destinación, se puede afirmar que hay dos clases de préstamos:

  • Préstamo productivo: se usa cuando hay una oportunidad de inversión o negocio, genera ganancias facilitando el pago del crédito.
  • Préstamo de consumo: se solicita cuando no hay recursos o ahorros suficientes para comprar algo que se necesita o se quiere o para atender una situación que no se tenía prevista. El uso de este crédito no genera ingresos, por lo tanto se debe contar con ingresos fijos para pagarlo.

Antes de solicitar un préstamo...

  • Se debe tener un propósito claro para su uso.
  • Determinar el monto del crédito a solicitar de acuerdo con su capacidad de pago.
  • Adquirir bienes como una casa o realizar proyectos que difícilmente se pueden pagar de contado.
  • Verificar que sus ingresos sean suficientes para suplir los gastos en el mes, cumplir su meta de ahorro y pagar la cuota de su crédito.
  • Conocer las condiciones del compromiso que está adquiriendo: tasa de interés, valor de la cuota mensual, tiempo que durará pagando el crédito, recargos por retraso en pagos y costos asociados al trámite del préstamo.
  • Tener claro el tiempo de desembolso del crédito.
  • Nunca pedir un préstamo si no está seguro de cómo va a pagarlo.
  • Leer el contrato y sus anexos detenidamente antes de firmar la solicitud de crédito.
  • Recordar que al pagar puntualmente sus obligaciones, estará haciéndose un buen historial crediticio, al asumir sus compromisos con seriedad y responsabilidad.

Crédito formal y crédito informal

El crédito formal es aquel que se solicita a través de una entidad financiera, mientras el informal se solicita por fuera del sistema financiero como en casas de empeño, a la familia o amigos, pago diario o gota a gota, tiendas de barrio, entre otros.

Algunas personas acuden a los créditos informales por la agilidad con que se entregan los recursos y la no exigencia de requisitos y garantías.

Sin embargo, al escoger un crédito informal se desconocen los riesgos y sobrecostos que se están asumiendo, como la tasa de interés, la cual con frecuencia supera los topes máximos permitidos por la ley. Aunque este tipo de crédito genera liquidez temporal, su costo es muy alto y en algunos casos el cobro se hace de formas inadecuadas.

Uso responsable de la tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es una herramienta que le permite acceder a compras y a dinero en efectivo de manera inmediata. Sin embargo, cuando se utiliza como una extensión del ingreso y se usa sin el debido cuidado, puede convertirse en un dolor de cabeza.

Conviértala en una aliada para sus finanzas y no olvide que siempre dependerá de usted el cumplimiento de los pagos mensuales en las fechas y montos establecidos.

Consecuencias de no pagar los créditos

Una persona se considera deudor moroso cuando no paga a tiempo la cuota y/o intereses de un préstamo.

No pagar nuestros créditos o no pagarlos a tiempo puede cerrarnos las puertas a nuevas oportunidades de financiación, sin mencionar las consecuencias negativas que pueden llegar en los procesos judiciales, como los embargos, ser reportados negativamente en las centrales de riesgo, o llegar a perder el patrimonio construido durante años.

Todas las personas estamos expuestas a perder nuestra estabilidad financiera, ya sea por la pérdida de un empleo, el fracaso de un negocio o algún evento inesperado. Sin embargo, es importante que antes de dejar de pagar y entrar en mora, nos acerquemos a nuestra entidad financiera a informar la situación y plantear la posibilidad de restructurar el crédito o unificar todos nuestros préstamos para convertir los pagos mensuales en uno solo, para tener así un plan de pagos acorde con nuestra situación.

Recuerde que las entidades financieras NO se encuentran obligadas a llegar a un acuerdo de renegociación del crédito y si éste no se logra, se cobrarán los intereses correspondientes y se efectuarán los demás cobros a que haya lugar.

Señales de alerta:

Importancia de mantener un buen perfil crediticio

Las personas que pagan sus cuentas cumplidamente tienen una buena historia crediticia, lo que les abre muchas puertas. Por el contrario, quienes no han pagado sus préstamos a tiempo, tienen un reporte negativo siendo este un elemento de análisis que se tiene en cuenta en la evaluación de riesgo de los negocios financieros y comerciales.

El reporte no sólo refleja el comportamiento de pago de créditos contraídos con las entidades financieras como los de vivienda o tarjetas de crédito, también está el registro de los compromisos adquiridos con establecimientos de comercio como las cuentas de teléfono celular y televisión por cable, por ejemplo.

Las centrales de riesgo

Las entidades encargadas de recolectar y administrar la información crediticia de los consumidores financieros en Colombia son: Cifin, Datacrédito y Procrédito.

La información que administran estas empresas (tanto positiva como negativa), es parte del insumo que permite a las entidades financieras evaluar el riesgo de sus deudores actuales o potenciales, así como determinar si manejan responsablemente sus compromisos.

Tener un buen historial crediticio es una buena carta de presentación comercial para sus negocios y provee a las entidades financieras información objetiva para el análisis y la toma de decisiones. Además disminuye el tiempo y trámites que requiere el solicitante de un crédito para reunir la documentación.